Las universidades están llenisimas con estudiantes apasionados listos y inquietos para ser agentes de cambio positivo en diferentes comunidades afuera y adentro de campus, y NC State no es una excepción.

Un programa creado para proveer estudiantes con la oportunidad de ser agentes de ese cambio, VOLAR, fue fundado por Shelley Garrigan y James McConnell del departamento de lenguajes y literaturas ajenas. VOLAR conecta a estudiantes voluntarios hábiles y aptos con organizaciones que atiende las necesidades de comunidades latinas en Raleigh que son mal servidas. VOLAR significa Voluntarios Ahora en Raleigh.

A través de dejando estudiantes desarrollar lingüísticamente y profesionalmente y permitiéndole acceso a él consulado mexicano, organizaciones como Urban Ministries del condado Wake, y comunidades latinas locales a estos voluntarios valuables, lo bueno que hace VOLAR es mucho.

McKayla Wabalas es un estudiante de tercer año en estudios internacionales y es la secretaria de VOLAR.

“Los grupos y familias con las que trabajamos son muy agradecidas por nuestra ayuda, y eso se siempre se siente bien; pero también me ayudó en construyendo confianza en mi habilidad de hablar español porque me di cuenta que los hispanohablantes nativos solo estaban felices que estaba tratando lo mejor que podía,” destacó Wabalas. “Lo que sientes cuando por fin ya puedes comunicarte y entender a alguien que habla un idioma diferente que el tuyo es muy enérgico y humano. Verdaderamente he amado todos los aspectos de está organización.”

Una población latino creciente en Carolina del Norte tiene cosas que necesitan ser realizadas y problemas en cuales necesitan que ser asistidos y a través de VOLAR, estudiantes hispanohablantes han sido movilizados para esta causa. Según el Foro Nacional de Inmigración, desde 2000 a 2010 la población latina de Carolina del Norte casi ha doblado como un porcentaje de la población - de 4.7 por ciento a 8.4 por ciento - con crecimiento en la población latina durante ese periodo siendo la sexta más rápida en la nación.

Lauren Kirkpatrick escribió lo siguiente en un artículo sobre VOLAR en las noticias del colegio de humanidades y ciencias sociales: “Con ese crecimiento explosivo vienen nuevos retos. Nuevos residentes Hispanohablantes pueden batallar en interactuando con escuelas, agencias del gobierno, y hasta con proveedores de servicios sociales.”  

Serene Ahmad, un estudiante de cuarto año estudiando lenguaje y literatura ajena, es el presidente de VOLAR y ofreció un poco de visión dentro de la organización.

“Para mí la misión de volar es que estudiantes del lenguaje español puedan ser más involucrados con la población hispana local,” Ahmad sostuvo. “Esta experiencia les da a estudiantes la oportunidad para practicar sus habilidades de español mientras contribuyendo a la organizaciones socias de la comunidad. VOLAR provee a estudiantes con una comunidad que comparte el mismo entusiasmo para aprender español.”

VOLAR ha recibido dos premios: el premio de Compromiso y Beca de Opal Mann Green, dado por el departamento de alcanzamiento y compromiso de NC State, y el premio Fred Fletcher  por voluntario estupendo de recursos culturales, dado por el departamento de parques, recreación, y recursos culturales de la ciudad de Raleigh.

“Espero que estudiantes puedan beneficiar de VOLAR con practicando sus habilidades lingüísticas españolas en una situación donde usando español es su única opción,” Ahmad dijo. “Siendo puestos en ese tipo de situación, estudiantes pueden ser más confiados en lo que saben y empiezan a aplicar eso con hispanohablantes que necesitan su asistencia, y como un miembro, he aprendido más sobre mis fuerzas y debilidades lingüísticas y donde necesitaba que practicar.”

Oportunidades de servicio con VOLAR incluyen eventos de una vez y eventos continuos, todos enriqueciendo a los voluntarios con experiencia valiosa. Algunos de estos eventos son con la escuela primaria Brentwood, en donde los voluntarios pueden leer libros en español a estudiantes hispanohablantes.

“Espero que otros estudiantes tengan una mejor idea de cuantos hispanohablantes hay en la rea local, y como ser bilingüe puede hacer la comunicación más fácil con otros en el futuro,” destacó Ahmad. “Estudiantes tienen la oportunidad para interactuar con la población hispana local afuera del salón de clase, donde miembros de la organización pueden aprender más sobre español y la cultura de nativos en la área.”

VOLAR trabaja con el ministro de ropa de Raleigh en la iglesia First Baptist Church, donde voluntarios distribuyen ropa gratis a residentes de bajo ingreso, muchos que son familias latinas bajo privilegiadas con inglés limitado. A través de hablando español, voluntarios pueden conectarse íntimamente con las comunidades que sirven.

“Nos enseñan en nuestras clases que inglés no es el lenguaje oficial de los Estados Unidos, y te abre los ojos trabajando con gente que representa la diversidad de nuestra nación,” Ahmad dijo. “Trabajando con comunidades hispanohablantes me recuerda porque es imperativo tomar un iniciativo y traer nuestras habilidades lingüísticas afuera de la clase. Hay gente que puede beneficiar de nosotros, y voluntariado es una oportunidad excelente para ver qué tan lejos pueden ir tus habilidades de español.”

El próximo evento de VOLAR va a ser su junta de medio semestre en Oct. 11 de 6 a 7 de la noche, en el edificio Caldwell en el campus norte.

“Cuando yo digo que estoy estudiando el lenguaje de español, no solo estoy invirtiendo en un lenguaje, pero en una cultura y su gente,” Ahmad sostuvo. “Y cada día yo aprendo que tengo más que hacer.”