De el Colegio de Textiles en NC State salen mentes jóvenes y ansiosas listas para entrar en el mundo complejo de diseño y ingeniería, y eso es esperado de los estudiantes que vienen de los estudios STEM.

Con un sueño y las ganas de obtenerlo, Lisbeth Arias es una alumna graduada de NC State en Mayo 2015 que estudió diseño de moda y textiles. Ahora ella ha empezado su propia marca de ropa que es inspirada por cultura Latina — Descalza — que combina textiles tradicionales de Latinoamérica y la moda moderna.

En conectando su ancestría e identidad Latina con sus estudios en NC State y su pasión para el diseño de moda, Arias está contando la historia de su vida a través de Descalza. Arias describió el camino que tomó para el trabajo que hace actualmente.

“Cuando entras como un estudiante de primer año, tienes una idea de lo que quieres hacer, pero todavía no sabes como hacerlo,” Arias dijo. “Para mí, yo sabía que quería hacer diseño de moda, porque me gusta mucho coser. Me gusta mucho la intimidad que puedes tener con las fábricas, pero todavía no sabía qué hacer con eso.”

Arias explicó que los recursos en el Colegio de Textiles y las pasantías que ha tenido han construido su futuro, particularmente su pasantía en Guatemala.

“La pasantía en Guatemala me afectó mucho porque esas fábricas de ropa son una reflexión de quién yo soy y porque me sentí conectada con ellas, empecé a aprender más de esas técnicas, sobre las mujeres que las hacen, y cómo las hacen,” Arias dijo.

Su motivación para crear y desarrollar Descalza vino de la presencia de estudiantes Latinos en NC State durante sus años de estudio, en cuales ella fue presidente de Mi Familia, la unión Latina de estudiantes.

“Estando aquí en Carolina del Norte, me impactó mucho cuando vine aquí y vi a muchos Latinos que tenían historias similares a la mía [...] estaban yendo contra estereotipos, y creando nuevas definiciones para ellos mismos y sus familias,” Arias dijo. “Yo los veía cuando se graduaron. Decoraban sus gorros de graduación y mostraban su identidad y yo pensaba, ‘sabes que, eso es interesante’ porque la moda es una gran parte de identidad para muchos de nosotros. Por eso empecé a  pensar de crear un tipo de marca de ropa que pudiera traer esos textiles de mi hogar antiguo a mi nuevo hogar.”

Los materiales y fábricas de su marca de ropa vienen de lugares cooperativos en Latinoamérica. Uno está en Él Salvador, de donde ella emigró a Sanford, Carolina del Norte de niña. Actualmente, Descalza va a vender faldas y corbatas de hombre, cuales son hechas aquí en Carolina del Norte.

“Yo no fui como esa gente que ya tenían un trabajo listo después de la graduación,” Arias dijo. “Yo pensé, ‘qué hago con mi vida ahora?’ siempre sentí las ganas para hacer mi propia marca de ropa, pero tome el consejo de muchos y fui a buscar experiencia de diseño, así que fui a la ciudad de Nueva York, y estuvo genial. Lo ame, pero sentí que algo he hacía falta. Yo creo que que lo que recibí ahí fue la validación que necesitaba para considerarme una diseñadora auténtica y verdadera.”

Después de ser un pasante con Vera Wang en Nueva York, Arias regresó a su hogar y recibió guianza de sus profesores anteriores en empezando su marca de ropa y creando prototipos y la visión de su ropa.

Descalza va a hacer fundado a través de Kickstarter, un sitio donde el público puede donar, y la cantidad deseada es $20,000 que se tiene que tener antes de Septiembre 22. Actualmente, más de un tercio de la cantidad ha sido donado.

“Tomando mi clase de ropa de hombres y mi estudio de senior me dejó probar el mercado de ropa y probar lo que envisione,” Arias dijo. “Una clase en la que pienso mucho es la de emprendimiento, en la que quisiera haber puesto más atención porque todo lo que aprendí ahí lo pudiera estar usando ahora. Me gusto mucho tener esa clase y teniendo  profesionales en la clase que vinieron a hablar de como y porque empezaron sus propios negocios. A veces yo reflejo sobre esas historias.”

Didier Turcios, un estudiante de cuarto año estudiando la estadísticas, es un amigo de Arias que estuvo en Mi Familia cuando ella era presidente de la organización, y está orgulloso de todo lo que ella ha hecho.

“Ella está regresando de donde ella vino, y usando materiales de su hogar,” Turcios dijo. “Es muy orgullosa de donde ella viene, y está poniendo sus raíces en su negocio. Está siguiendo sus sueños. Estoy muy orgulloso de ella y emocionado por ella.”

Arias es una alumna graduada de los Caldwell Fellows, y le debe al programa una parte significante de su camino en la universidad y hacia Descalza. El programa de Caldwell Fellows fundó su pasantía en Guatemala, y le proveyó la comunidad y confianza para proponer su propia idea para una pasantía.

“Yo le diré a estudiantes que tomen todas las oportunidades aquí que puedan, y si hay algo que quieren hacer, que busquen una forma para hacerlo,” dijo Arias.